martes, 15 de diciembre de 2015

Cocción de mariscos



Cocer marisco es muy sencillo y solo se tienen que tener en cuenta unas reglas básicas y algún "truquito" que aprendí hace muchos años estando de vacaciones en Isla Cristina, que curiosamente solo lo aplicaban a los langostinos y las gambas de Huelva. Más tarde y después de utilizar ese truqui con muchos tipos de mariscos, me enteré de que es una de las mejores formas de que el marisco tome bien la sal y su carne quede muy jugosa y turgente. 

Algo muy importante y que siempre hemos de tener en cuenta es que si el marisco está vivo, lo hemos de cocer a partir de agua fría y si es muerto, tanto si es congelado o no, se ha de hacer desde agua hirviendo. Por supuesto sea como sea, ha de estar siempre fresquísimo. En este caso eran bocas y langostinos crudos congelados, pero quedan todos divinamente y os dejo los tiempos de todos.

Y vamos con ellos.


Ingredientes:

Tres bocas grandes congeladas.
Un kilo de langostinos congelados, medianos.
Dos hojas de laurel.
Sal marina.


Preparación:

Preparamos un cuenco grande a poder ser de acero inoxidable, con un par de litros de agua fría, si en nuestra zona el agua es muy dura o sabe a cloro, mejor utilizar agua mineral, dos puñados grandes de sal marina que disolvemos bien y unos cuantos cubitos de hielo. Este es el "truquito" que aprendí y va fenomenal!!!


Ponemos una olla con abundante agua y dos hojas de laurel. Cuando hierva introducimos los langostinos congelados, si son medianos como en mi caso en cuanto retomen el hervor{si son grandes los dejamos cocer 1 minuto}los sacamos con una espumadera grande para no perder tiempo y directamente al cuenco con hielo y sal. Los dejamos reposar media hora, después los escurrimos y reservamos bien tapados en el frigorífico.

Los arteriscos {*} significan que se sacan en cuanto retoman el hervor y si no pone cantidad de sal en la cocción, es que no la llevan.

En la misma agua de cocción de los langostinos añadimos la sal correspondiente, cuando esté hirviendo echamos las bocas y cuando retomen el hervor las dejamos cocer 10 minutos. Sacamos inmediatamente y procedemos de la misma manera que con el marisco anterior, pero dándoles algo más tiempo de reposo, para que tomen bien la sal, a continuación las guardamos de igual forma.


Esta es la forma en que los preparo siempre todos y modestia aparte me quedan divinos, y cuidadito con utilizar el truqui del hielo con los percebes ehhh!!! Eso nuncaaa, los percebes siempre recién hechos y calentitos y aunque no quede bonito, tapados con un paño para que no se enfríen mientras los vamos comiendo. Esto nos lo enseñaron nuestros amigos de Mesón Rubio del Ferrol , donde cocinan divinamente y estaban deliciososss!!!

Espero que os guste!!!
Bon profit..!!!


4 comentarios:

  1. Qué buenos estos trucos para los días de fiesta que se aproximan, sin duda, más de una le sacaremos partido. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! Salvo el "truqui" son reglas básicas que he ido aprendiendo con los años, aunque supongo que como todo cada maestrillo tiene su librillo, pero te seguro que de esta forma queda el marisco queda divino!!
      Besos!!

      Eliminar
  2. Estupendo consejo!! Me lo apunto para la próxima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! Cuando lo prepares así ya me contarás, queda delicioso.
      Besos!!

      Eliminar

Blog de recetas tradicionales y caseras, actuales, del día a día y festivas. Ninguna de mis recetas pueden ser copiadas, ni indexadas, en otro blog o página web. Gracias por vuestras visitas, si tenéis alguna duda, me podéis encontrar en https://www.facebook.com/CuinaAmbLaMestressa.
Besitos!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

Google+Seguidores