martes, 30 de julio de 2013

Gambas con gulas al ajillo



Las angulas, eran una de mis tapas favoritas, hasta que su precio se volvió totalmente prohibitivo. No olvidaré nunca la primera vez que las probé en casa de mi tita Rosario, en Sevilla. Yo era una chiquilla y me encantaba acompañarla a la plaza de abastos, lo mismo que a mi madre, eso es algo que me ha gustado siempre.

Un día mientras hacíamos al compra, mi tía me dice, mira niña hoy vamos a comprar angulas, que a tu madre le encantan y ya verás como a ti también te gustan, y yo me las miré con una cara de asco y estupor, pensando pero que dice la tita?!! Compró también unas gambitas de Huelva, el pescaíto, alguna cosa más y tan contentas para casa después de haber tapeado en el bar de la plaza.

Por supuesto ella no las preparó juntas, si no por separado y dos cazoletas bien generosas que le salieron riquísimas, como todo lo que hacía. En la cocina todas las hermanas eran increíbles. Y claro el pescaíto, lo dejamos para la cena, porque mojamos de pan, que ya no podíamos más!!!

Vaya si me gustaron las angulas tita, como que desde ese día ya nunca quería  gambas, que me encantan, solo angulas. Y es que a lo bueno se acostumbra una rápido. Pero ahora tengo que conformarme con las gulas, que si son de calidad están muy ricas, pero ni color con las angulas, esas son bocato di cardinale. Creo que se escribe así...jejeje

Vamos con esta sencilla y deliciosa receta.


Ingredientes:

350 grs de gambas frescas ó 200 grs. de congeladas peladas de calidad.
200 grs. de gulas.
Dos o tres dientes de ajo.
Un par de guindillas.
Una hoja de laurel.
Aceite de oliva virgen extra.
Medio vasito de vino blanco tipo manzanilla.
Media cucharadita de café, de pimentón dulce de calidad.
Sal.


Preparación:

Si las gambas son frescas, las pelamos reservamos y congelamos las cabezas. Las otras las hemos de dejar descongelar y escurrir, para que no nos hagan agua al cocinarlas.



En una sartén ponemos un chorro de aceite de oliva generoso, y sofreímos los dientes de ajo laminados, sin que lleguen a dorarse, las guindillas y el laurel. Agregamos las gambas, les damos unas vueltas y añadimos el pimentón y el vino, dejamos reducir un poco y echamos las gulas, removemos con cuidado y dejamos cocer  unos minutos, las gambas han de quedarnos jugosas. Apartamos y servimos bien caliente y con bastante pan para mojar, porque la salsita está divina. Y listas para disfrutar!!!

Algunas veces las mezclo, como esta, pero entre otras cosas es porque me quedé corta de gambas...jejeje Y una cosita, si hago las gulas solas no les pongo nunca pimentón.
  Espero que os guste!!!
Bon profit..!!!



2 comentarios:

  1. Madreeeeeee que cosa más buena, con esto ya me has conquistado, me chiflan, va ya pintaza, con pan, mucho pan jajaja, besos.
    Ettore

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja graciass Ettore, me alegro...!!! A mi también me encantan y por suerte a mi hija peque también, porque estas cositas da gusto compartirlas...!:)
      Besitosss...!!!

      Eliminar

Blog de recetas tradicionales y caseras, actuales, del día a día y festivas. Ninguna de mis recetas pueden ser copiadas ni indexadas, en otro blog o página web. Gracias por vuestras visitas, si tenéis alguna duda, me podéis encontrar en https://www.facebook.com/CuinaAmbLaMestressa.
Besitos!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

Google+Seguidores