miércoles, 15 de junio de 2016

Albóndigas de merluza y gambas al aroma de azafrán



Nos encantan las albóndigas, es que están tan ricas y son tan socorridas, que siempre nos sacan de un apuro!!! Además dejan campo libre a la imaginación, tanto si son de carne, de verduras, de legumbres, del puchero, etc, o de pescado y marisco como estas que os traigo hoy que están entre mis favoritas. Y es que en esto pasa como con las croquetas, las hay para todos los gustos y casi siempre deliciosas.

Para estas albóndigas tradicionales desde siempre en mi familia, he utilizado merluza de pincho y gambas frescas, pero podemos utilizar cualquier otro pescado blanco de nuestro gusto, bien sea fresco o congelado y no ponerle gambas o utilizar langostinos, eso al gusto del consumidor y del bolsillo, que todo es importante. Sea como sea nos quedarán estupendas, jugosas y con un sabor y textura ideales, os aseguro que siempre son un éxito!!!!

Sin más dilación, vamos con la receta.


Ingredientes para 4 comensales:

Para las albóndigas:
Medio kilo de merluza fresca, limpia de piel y espinas.
Aproximadamente 200 gr. de gambas peladas.
Tres rebanadas de pan de molde sin corteza.
Un vaso de leche fresca, para remojar el pan.
Tres cucharadas soperas de pan rallado.
Un huevo mediano.
Un diente de ajo pequeño y sin el germen central.
Un manojito de cebollino fresco.
Unas hojas de perejil.
Una pizca de pimienta blanca molida.
Sal.
Harina para rebozar.


Para la salsa:
Una cebolleta fresca grande.
Medio pimiento verde, tipo italiano.
Un tomate mediano maduro, rallado.
Una cucharada sopera y rasa de harina.
Pimienta de molinillo.
Un pellizco de azafrán tostado.
Una hoja de laurel.
Un vaso grande aprox. 300 ml. de fumet/caldo de pescado casero, ver receta AQUÍ.
Un vasito de vino blanco tipo manzanilla.
Pimienta blanca molida.
Sal.


Preparación:

Ponemos en remojo el pan de molde con la leche. Trinchamos a cuchillo la merluza o bien con la picadora, pero sin dejarla hecha puré, cortamos las gambas peladas en trocitos a nuestro gusto, a nosotros nos encanta encontrar los tropezones. Y ponemos todo en un cuenco amplio. 

Picamos el cebollino, el ajo y el perejil finitos, y los añadimos al cuenco, a continuación el huevo cascado y salpimentamos. Agregamos el pan de molde bien escurrido y desmenuzado, también el pan rallado y mezclamos bien con las manos bien limpias, una vez bien mezclado todo, lo dejamos reposar media hora en el frigorífico.


Pasado ese tiempo formamos las albóndigas untándonos las manos ligeramente con aceite, las vamos pasando por harina sacudiendo el exceso y las disponemos en una bandeja. Cuando las tengamos todas las vamos dorando por tandas en abundante aceite de oliva caliente, cuando tengan un ligero color dorado las sacamos a una fuente con papel de cocina, para que pierdan el poco aceite que toman y reservamos.

En una cazuela amplia ponemos un chorrito de aceite de oliva y pochamos el ajo pelado y cortado en láminas, junto con la cebolleta picadita y el azafrán. Cuando esté todo tierno añadimos la harina, la mareamos unos minutos para que pierda el sabor a crudo y agregamos el tomate rallado, el laurel y el vino, salpimentamos y lo dejamos cocer todo a fuego muy bajo, hasta que esté hecho el sofrito.


Entonces añadimos el caldo y las albóndigas reservadas, lo dejamos cocer todo a fuego medio-bajo durante 20 minutos, moviendo la cazuela de vez en cuando para que no se peguen las albóndigas. Pasado ese tiempo sacamos las albóndigas y trituramos la salsa, o bien lo dejamos todo tal cual.

Las servimos calientes y espolvoreadas con cebollino picadito, acompañadas de arroz cocido o de patatas fritas como en nuestro caso. Un buen pan blanco, ya que la salsita lo requiere y ya las tenemos listas para disfrutar!!!


Si las preparamos la víspera tendremos que guardarlas bien tapadas en el frigorífico y después para servirlas, darles un golpe de calor en el microondas, con cuidado de que no se peguen. Aunque como muchos platos de pescado y marisco, recomiendo comerlos recién hechos y que no pasen de las 24 horas, especialmente en verano, o bien congelarlos y estarán igual de ricos.

Espero que os guste!!!
Bon profit..!!!


6 comentarios:

  1. Qué pinta más requete-buena tienen estas albondiguitas!!
    Dicen "cómeme" con sólo verlas! ;)
    Un petó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! Están la mar de ricas y nunca mejor dicho...jejeje ;) Aunque no las hago todo lo que quisieran en casa, pues son un poquito entretenidas, pero de vez en cuando vale la pena.
      Petons!!

      Eliminar
  2. Que plato mas rico Mina!!
    Tienen que estar de lujo, te doy un 10.
    Un beso, guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! Están deliciosas, quedan muy amorosas y suaves, y la salsita ni te cuento.
      Besos y feliz jueves!!

      Eliminar
  3. De gloría tienen que saber esas albondigas,en casa nos encantan y mi marido son las únicas que se come,las de pescado ya sea merluza con gambas o choco con gambas¡¡¡¡
    Besitos ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! Es que las albóndigas de pescado están todas deliciosas y además resultan muy ligeritas,siempre que las preparo hago alguna de más para comerlas bien frititas y es que me pierden...jajaja ;)
      Besos y buenas noches!!

      Eliminar

Blog de recetas tradicionales y caseras, actuales, del día a día y festivas. Ninguna de mis recetas pueden ser copiadas ni indexadas, en otro blog o página web. Gracias por vuestras visitas, si tenéis alguna duda, me podéis encontrar en https://www.facebook.com/CuinaAmbLaMestressa.
Besitos!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

Google+Seguidores