viernes, 29 de septiembre de 2017

Manitas de cerdo al estilo de mi madre



Hace ya mucho que prometí subir esta receta, por una cosa u otra nunca podía, pero y a petición de amigos y seguidores, finalmente ya está aquí. Esta es una receta de mi madre, que como siempre os he comentado cocinaba como los ángeles, y lo mismo te preparaba unos canelones rossini con tomate, un complicado plato de caza, que lo más sencillo de la cocina popular sevillana. 

Cuanto la hecho de menos y cuanto podría haber seguido enseñándome, pero no pudo ser, se fue muy joven. Y bueno esta es su sencilla y exquisita receta, que ella bordaba y a mi no me queda nada mal, que todo hay que decirlo...jajajaa 

Aunque creo que ella la celebraría, pues le encantaba el picante y no le ponía por mi padre que no lo aguantaba bien, por ese motivo nos íbamos las dos, una vez a la semana, a comer callos a la andaluza a un bar cercano al mercado de abastos, donde los hacían divinos, picantones y sin garbanzos, tal como nos gustaban a las dos.

Pues venga, vamos con la receta.

Ingredientes para 4 comensales:

Para cocerlas necesitaremos:

Cuatro manitas de cerdo muy limpias y cortadas en 4 trozos cada una.
Un pimiento verde medianito, tipo italiano, lavado, limpio de semillas y cortado por la mitad.
Una cebolla blanca hermosa, pelada y cortada en cuatro trozos.
Un tomate maduro hermoso, lavado y cortado en dos trozos.
Dos zanahorias medianitas, peladas y lavadas.
Dos hojas de laurel.
Unas ramitas de perejil.
Una cucharadita de café de granos de pimienta negra
Vinagre de sidra o de vino, para remojar las manitas.
Sal.


Para la salsa necesitaremos:

Una cebolla blanca mediana.
Dos dientes de ajos hermosos.
400 gr. de tomate triturado, a poder ser casero.
Un vasito de vino blanco seco.
Dos guindillas de cayena.
Sal y azúcar para contra restar la acidez del tomate.


Preparación:

Limpiamos bien las manitas de cerdo, quemando con un soplete los posibles pelillos, las rascamos y lavamos bien. En un cuenco grande o en el mismo fregadero bien limpio ponemos, ponemos la manitas limpias y como medio litro de vinagre de sidra o de vino blanco, cubrimos con agua fría y dejamos en remojo media hora.

Pasado ese tiempo, tiramos esa agua, volvemos a lavar las manitas y las cubrimos con abundante agua fresca, las dejamos desangrar una hora. Entonces las escurrimos y disponemos en una olla rápida, las cubrimos de agua fría y les añadimos todos los ingredientes para cocerlas, menos el laurel y la pimienta en grano.


Ponemos la olla al fuego y vamos desespumando bien cuando comience a hervir, una vez bien desespumado, sazonamos,  le ponemos el perejil, el laurel y la pimienta en grano. Cerramos la olla y dejamos cocer 15 minutos a fuego medio bajo. Una vez cocidas, las escurrimos y reservamos junto con el caldo de cocción.

Mientras tanto hacemos el sofrito de tomate, pochando primero  los ajos y cebolla picados finamente, junto a las guindillas, agregamos el tomate y dejamos cocer hasta que pierda toda el agua. 


Una vez cocidas las manitas, les retiramos la cebolla, el perejil, el tomate, el pimiento, los trituramos bien y los agregamos a la cazuela del sofrito de tomate. Incorporamos las manitas, junto al vino blanco, tapamos y dejamos cocer a fuego muy bajo, durante una hora, removiendo de vez en cuando con cuidado para que no se rompan, ni se peguen.


Pasado ese tiempo, apagamos los fogones y las dejamos reposar, mejor de un día para otro. En el momento de servir las calentamos a fuego bajo, las servimos bien calentitas, acompañadas de un buen pan y ya las tenemos listas para disfrutar!!!

Espero que os guste!!!
Bon profit, buen provecho..!!! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog de recetas tradicionales y caseras, actuales, del día a día y festivas. Ninguna de mis recetas pueden ser copiadas, ni indexadas, en otro blog o página web. Gracias por vuestras visitas, si tenéis alguna duda, me podéis encontrar en https://www.facebook.com/CuinaAmbLaMestressa.
Besitos!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

Google+Seguidores