lunes, 9 de enero de 2017

Albóndigas de pollo en salsa Teriyaki casera



Seguimos con platos sencillos, ligeros y económicos, en esta ocasión con otra receta muy completa, saciante y deliciosa, ideal para dietas. Albóndigas de pollo en salsa Teriyaki, acompañadas de arroz jazmín, brotes de soja y cebolleta, para que además resulte refrescante y muy diurética.

La salsa Teriyaki es una de las más conocidas y utilizadas en la cocina japonesa, para adobar y glasear cualquier carne o pescado asado en el horno o en la plancha. Según he leído en la wiki, la palabra "teriyaki" deriva de la palabra "teri" que se refiere al brillo de la salsa y "yaki" que se refiere al método de cocinarla, asada, tal como he comentado y después sumergirlas o bañarlas con el glaseado.

En esta ocasión he cocinado las albóndigas de forma algo diferente, según una receta que vi hace mucho tiempo, pero que he tuneado a mi gusto y os aseguro que son una delicia. La salsa es la que he preparado siempre y es la que más me gusta de las que he probado, por su brillo y sabor.

Y venga, vamos con esta exótica y deliciosa receta.

Ingredientes para 4 comensales:

Para las albóndigas, necesitaremos:

Medio kg. de carne picada de pollo, o de pavo y pollo.
Una cucharadita de postre, de ajo y perejil, muy picaditos.
Una cucharadita de postre, de la parte verde y tierna de una cebolleta.
Una cucharadita de café, de cebollino picadito.
Media cucharadita de café, de comino molido.
Una pizca de pimienta blanca molida.
Dos cucharadas soperas rasas de pan rallado.
Una cucharada sopera colmada, de salsa de soja baja en sal.
Media cucharadita de café, de jengibre fresco rallado.
Un huevo mediano.
Sal al gusto.
Harina para rebozar las albóndigas.


Para la salsa teriyaki, necesitaremos:

Media taza de salsa de soja, baja en sal.
Media taza de azúcar moreno.
Una cucharada sopera rasa, de aceite de sésamo.
Un par de cucharadas soperas rasas, de mirim{licor dulce de sake} o en su defecto una cucharada sopera rasa, de vinagre de arroz.
Media cucharadita de postre, de jengibre fresco rallado.
Una taza y media, de agua.
Dos cucharaditas de postre, de harina/almidón de maíz, tipo Maizena.
Una cucharadita de postre, de semillas de sésamo.

Para la guarnición, necesitaremos:

Dos tazas de arroz jazmín, el doble de agua, que coceremos según las indicaciones del fabricante. Aproximadamente 500 gr. escurridos de brotes de soja en conserva y las hojas verdes de un manojo de cebolletas.


Preparación:

En un cuenco amplio ponemos todos los ingredientes de las albóndigas, los amasamos con las manos bien limpias y dejamos reposar media hora en sitio fresco y seco. Seguidamente formamos las albóndigas, si las vamos a freír como en mi caso, nos untamos las manos con agua fría. 

Cuando las tengamos todas, las pasamos ligeramente por harina y las freímos también muy ligeramente, pues nos han de quedar muy jugositas, en abundante aceite de oliva y reservamos sobre un papel de cocina.

Si las vamos a cocinar al horno, nos untamos la smanos con aceite, y conforme las vayamos haciendo, las disponemos sobre una fuente de horno que habremos cubierto con papel vegetal, las horneamos 15 minutos a 180º, aunque a mi de esta manera no me gustan tanto, pero eso al gusto.


Ahora vamos a preparar la salsa Teriyaki, poniendo todos los ingredientes, menos el almidón de maíz y media taza de agua, en una cazuela o sartén amplia. Ponemos la cazuela a fuego muy bajo y vamos removiendo hasta que el azúcar se haya disuelto totalmente. Entonces desleímos bien la maizena en la media taza de agua reservada y mezclamos bien con unas varillas.

Cuando retome un hervor suave, dejamos cocer unos 5 minutos, seguidamente incorporamos las albóndigas reservadas y si nos gusta, un poquito más de semillas de sésamo, dejamos hacer chup chup ligeramente durante unos minutos. apartamos y reservamos al calor. 


Servimos un lecho de arroz jazmín cocido en cada plato, disponemos 5 ó 6 albóndigas encima y napamos con un poquito de salsa. Repartimos sobre el arroz, una capa de brotes de soja, espolvoreamos con los tallos verdes y limpios de la cebolleta cortada al sesgo, ponemos el resto de albóndigas, brotes y arroz en fuentes y cuencos, para que cada comensal se sirva al gusto. Y ya tenemos nuestro delicioso plato oriental, listo para disfrutar!!!

Espero que os guste!!!
Bon profit, buen provecho..!!!


lunes, 2 de enero de 2017

Ensalada César y su salsa



Después de tantos excesos navideños, apetecen platos ligeros, así que vamos a comenzar el año con con la famosa y deliciosa ensalada César. Que aunque no parezca muy ligera, lo es, pues tiene menos poco más de 400 calorías y al ser muy completa la podemos tomar como plato único, por supuesto sin abusar de su rica salsa, el pan, el pollo y el queso. El creador de esta ensalada fue el cocinero y dueño del restaurante César Cardini, en Tijuana y en honor a el lleva su nombre.

Según he leído, en la receta original esta ensalada no lleva pollo, aunque suele ser la más conocida y mucho menos lleva beicon, que son dos cosas que se fueron agregando posteriormente. Como tampoco lleva huevo en la salsa y así la preparo yo, pero os puedo asegurar sale tan espesa como si de una mahonesa se tratara.

Con las cantidades que os indico salen dos platos como los de la foto, las cantidades de queso, pollo y pan, son las necesarias para que nos quede un plato muy saciante, por lo que es ideal para dietas de adelgazamiento. Tenía ganas de publicar esta receta, ya que es de las que más preparo, pero como me encanta que el pollo esté tibio, nunca encontraba el momento de hacer las fotos...jejejee

Y sin más dilación vamos con esta deliciosa y sencilla receta.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Rotí de pollo con salsa española al cava



Para las fiestas señaladas en las que queremos agasajar a nuestros comensales y lucirnos, no puede faltar un buen asado que no tiene porque ser complicado, ni demasiado caro. Como en esta ocasión que utilicé un rotí de pollo relleno con jamón york y queso, asado en microondas. 

El rotí lo acostumbran a vender en pollerías ya preparado y con diferentes rellenos. También podemos pedirles que nos lo rellenen a nuestro gusto y a poder ser que no le rompan la piel, ya que así nos quedará mucho más jugoso, además de muy lucido al sacarlo entero a la mesa y trincharlo allí.

Este de hoy es un plato muy sencillo y rápido, en poco más de media hora lo tenemos hecho, además de ser muy limpio, que eso también cuenta y podemos prepararlo con antelación. En este caso lo hemos acompañado de unas cebollitas francesas y unos champiñones asados todo con un toque de cava Brut Nature Reserva. La tradicional salsa española que le acompaña, la hemos cocinado aparte con Extra Brut Rosé, que también ha acompañado en la mesa. 

Vamos con la receta.

martes, 6 de diciembre de 2016

Cucuruchos rellenos con bechamel de mar y montaña


Este es un aperitivo o entrante muy sencillo y que siempre queda bien, especialmente en ocasiones festivas. Además con productos de temporada como las setas y eso hay que aprovecharlo, ya que son muy saludables y están ricas preparadas de mil maneras, como en este mar y montaña, que siempre es un éxito. Aunque podemos utilizar setas de cultivo o congeladas. En esta ocasión los he rellenado con una bechamel al cava, gambas, setas de temporada y de cultivo, el resultado ha sido una absoluta delicia, un conjunto suave, cremoso y lleno de sabor.

En realidad los cucuruchos aunque quedan muy simpáticos y crujientes, son lo de menos, pero os dejo el paso a paso, por si los queréis preparar. También podemos utilizar volovanes o bien hacer una empanada de hojaldre, lo importante es que sea algo crujientito y ligero para hacer contraste de texturas, para saborear mejor el delicioso relleno. Esta receta es ideal para cualquier ocasión festiva o de compromiso, en la que queramos agasajar a nuestros comensales. 

Con esta receta participo en el  Reto de "Christmas Time" de la Comunidad Cocineros del Mundo de G+ Os y os dejo el enlace.

Pues venga, vamos ya con esta sencilla y deliciosa receta.

martes, 22 de noviembre de 2016

Brochetas de pollo con aroma Marroquí


Hace tiempo que tenía ganas de subir esta receta, pero por una cosa u otra no me daba tiempo a hacerle fotos. Así que en esta ocasión dije, pues de hoy no pasa y es que es una delicia que tenéis que probar, porque no os podéis ni imaginar lo rica que está.

Estuve buscando este sabor y aroma, que tanto nos gustó de la cocina Marroquí, desde que estuvimos en Marrakech, pero no conseguía ese puntito que recordaba. Hasta que hace unos meses, buscando otra receta típica de Marruecos, lo encontré en el blog Nueva Cocina Marroquí, al que sigo desde hace años y me encanta, lástima que hace mucho que no publican, porque tienen unas recetas maravillosas.

Según nos comentan, la Chermoula, es el adobo Marroquí por excelencia. Y se suele utilizar tanto en carnes como en pescados. Además he utilizado otro ingrediente muy de allí y que ellos utilizan en la misma receta que no tiene nada que ver con esta y también preparé, pero con el ingrediente principal diferente al de ellos y estaba divina, pero eso ya lo veréis. 

El o la Karma, es  una mezcla de especias que me trajo de allí mi hija Laia y que muchos turistas hemos podido confundir con el Ras al Hanout y nos dicen que no tienen nada que ver. En los ingredientes os explico de que mezcla se trata, lo mismo que el adobo. 

Esta es mi versión de unas deliciosas brochetas a les di mi toque personal, con todo el sabor y aroma de Marruecos y que llegaron a mi cocina para quedarse. Estoy deseando volver a ese maravilloso país, disfrutar con sus encantadores gente y de su rica y aromática cocina.

Sin más dilación vamos con esta sencilla y deliciosa receta.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Huevos rebozados con bechamel




Nos encantan los platos con bechamel, tan suaves y melosos que son una delicia y este de hoy es mi versión de una receta muy sencilla de la Marquesa de Parabere, a la que ella llama croquetas de huevo. Pero poco tienen que ver con las tradicionales croquetas, que llevan ingredientes picados mezclados con la masa bechamel, por eso no las llamo así.

Su receta se trata de unos huevos cocidos rebozados en bechamel y después  pasados por huevo y pan rallado, pero como ella misma dice resultan sosos. Así que he versionado su receta mezclando las yemas cocidas con otros ingredientes para que no resultara tan sosorrona. El resultado ha gustado muchísimo, todo un éxito, han quedado tan deliciosos, suaves y gustosos, que esta receta ya se ha quedado en mi casa. 

Sin más dilación, vamos con esta sencilla y deliciosa receta.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Tagliatelles a la crema con trompetas negras, jamón y frutos secos



Estamos en temporada de setas y hay que aprovecharla, aunque este año se ven realmente pocas y bastante caras. Pero por otra parte no suelen pesar mucho, así con poca cantidad le podemos dar mucho sabor a nuestros platos, como este de hoy con trompetas de la muerte o de los muertos, de la que me encanta su delicado sabor.

Este es un tipo de hongo o seta de aspecto algo feo, pero realmente delicioso, con un sabor y aroma parecidos a la trufa y una textura muy agradable. Su nombre científico es Cantharellus cornucopioides y cuando es fresca como en este caso, se ha de consumir cocinada.

Quiero resaltar, que todas las setas y hongos de temporada, si las recolectásemos nosotros mismos y no estamos seguros de que sean comestibles, hemos de consultar siempre con alguien que sepa del tema, antes de consumirlas. En mi caso siempre suelo comprarlas en fruterías o a entendidos, eso siempre te da tranquilidad y seguridad de que no son tóxicas.

Y sin más dilación, vamos con esta sencilla y deliciosa receta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

Google+Seguidores