lunes, 15 de julio de 2013

Doradas al horno



Aunque ahora con tanta calor no apetece nada encender el horno, no pude resistirme a hacer estas doradas que me trajo mi marido el sábado. Me hizo una ilusión tremenda, ya que yo no podía salir y no me lo esperaba, además eran fresquisimas, aunque algo grandes para ser de ración.

Podría haberlas hecho a la espalda, pero al horno ya llevan la guarnición incluida, que además queda casi más buena que el pescado. Así que vale la pena pasar un poquito de calor y prepararlas así.

Pues venga, vamos con ellas.

Ingredientes:

Cuatro doradas de ración, aunque estas eran un poquito más grandes y desiguales.
Un kilo y medio de patatas.
Dos tomates maduros grandes.
Una cebolla blanca grande.
Un limón.
Aceite de oliva virgen extra.
Un vasito de vino blanco seco, tipo manzanilla de Sanlucar.
Media cucharadita de romero seco.
Pimienta negra de molinillo.
Sal.


Preparación:

Limpiamos las doradas, les hacemos un corte en la barriga, esvisceramos y cortamos las aletas del lado de la cabeza y la punta de las colas. Si no queremos hacerlo, le pedimos al pescadero que nos las limpie, aunque yo prefiero hacerlo en casa. Las lavamos bajo el chorro de agua fría y salamos por dentro y por fuera(*No lavéis mucho el pescado, pues pierde ese rico sabor a mar) y les damos un corte transversal. Reservamos en el frigorífico.

Pelamos, lavamos y cortamos en finas láminas las patatas y vamos repartiendo en la bandeja del horno, salamos, ponemos otra capa y salpimentamos. Pelamos y cortamos la cebolla en juliana y la repartimos encima de las patatas. Ahora lavamos los tomates y los cortamos en rodajas no muy gordas y lo repartimos en la bandeja. 

Salpimentamos de nuevo, agregamos un chorrito de aceite, el vino y un vaso grande de agua, metemos al horno en la parte baja, que previamente habremos precalentado a 220º hasta que estén tiernas las patatas.

 
Entonces ponemos las doradas encima con el corte hacia arriba, lavamos el limón y lo cortamos en rodajas y luego por la mitad y ponemos un trocito dentro del pescado y otro en el corte que habíamos hecho, espolvoreamos con el romero y rociamos con aceite de oliva. 

Horneamos durante 15 minutos, con el horno arriba y abajo, transcurrido ese tiempo, apagamos el horno y las dejamos 5 minutos más, para que se acaben de hacer. Servimos recién hechas, con su guarnición y si fuera necesario abiertas y limpias en una fuente. Aunque eso solo lo hago en contadas ocasiones. 

Quién no sepa comer pescado, sin que se lo sirvan limpio de espinas, practicando aprenderá, que para eso están los cubiertos. Y ya las tenemos listas para disfrutar!!!



Esta receta mi madre la preparaba siempre con caballa, pero entonces en los mercados se encontraban caballas grandes de unos dos kilos, ahora es practicamente imposible encontrarlas de ese tamaño.


Espero que os guste!!!
Bon profit..!!!



4 comentarios:

  1. jajajaja me ha encantado el final, q cada uno se limpie su pescado digo!! Las doradas tienen q estar pa chuparse los dedos, mañana lo voy hacer, que rico!!!! un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaa es que nena, si son invitados de compromiso o es una pescado grande, vale los limpio...Pero siendo los de casa o amigos de siempre, anda yaaa...jajajaja Que se acostumbran o lo llevo mal...!!!
      Besitosssss...!!!

      Eliminar
  2. Delizioso questo tuo piatto di pesce! Muy bonito!!! Ti seguo, Mina... se ti va passa anche tu da me :) http://fantasiadicasa.blogspot.it/
    Besitos
    Angela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Angela...!!! En un momento me paso por tu blog...:)
      Besitosss...!!!

      Eliminar

Blog de recetas tradicionales y caseras, actuales, del día a día y festivas. Ninguna de mis recetas pueden ser copiadas, ni indexadas, en otro blog o página web. Gracias por vuestras visitas, si tenéis alguna duda, me podéis encontrar en https://www.facebook.com/CuinaAmbLaMestressa.
Besitos!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

Google+Seguidores