miércoles, 25 de mayo de 2016

Panceta cocida con marinado casero



Esta es una forma muy sencilla de preparar nuestro propia panceta cocida, sin ningún tipo de aditivo o conservante. Tan solo dándole su tiempo de marinado y de cocción tendremos un fiambre casero delicioso y saludable, que nos da muchísimo juego en la cocina, tanto en frío como en caliente, en bocatas y como acompañamiento de legumbres o verduras. 

Siempre que puedo suelo preparar mis propias salazones, marinados y/o curados caseros, como este jamón de pato que publiqué hace ya un tiempo y es una auténtica delicia, podéis ver la receta clicando en el enlace. 

Para esta receta me he basado en una de los hermanos Torres, que vi en la tele, pero no es su receta. Pues yo iba a marinarla de forma muy parecida a la suya y al jamón de pato y otros embutidos que marino, pero recordé que ellos le pusieron hierbas aromáticas y no me lo pensé dos veces. 

La forma de cocción es una coincidencia que me hizo mucha gracia, pues es una de las que siempre utilizo para la casquería y otras cocciones similares. El resultado final os aseguro que es absolutamente delicioso.

Pues venga, sin más dilación, vamos con la receta.


Ingredientes:

Un kg. y medio de panceta fresca en una pieza, cuanto más carnosa mejor.
Tres vasos grandes de sal gorda alta cocina.
Un vaso grande y medio más, de sal para ahumados.
Un vaso grande y medio más, de azúcar.
Tres cucharadas soperas colmadas de pimentón dulce de la Vera.
Tres cucharaditas de postre colmadas, de hierbas provenzales.
Una cucharadita de café de pimienta de molinillo.
Dos hojas de laurel.
Una cucharadita de postre de pimientas variadas.
Dos litros de agua.


Preparación:

Lavamos bien la panceta y la ponemos en abundante agua fría con un buen chorretón de vinagre y la dejamos en remojo una hora. A continuación media hora más en agua fría, de este modo le quitaremos el tufillo que a veces tienen estas partes del cerdo y después el sabor del vinagre. Entonces la sacamos, escurrimos bien y secamos con papel de cocina.


Mientras tanto en un cuenco mezclamos bien las sales, el azúcar, el pimentón, las hierbas provenzales y la pimienta de molinillo. Ponemos algo menos de la mitad en el fondo de un táper amplio y encima la panceta con la piel hacía abajo, cubrimos con el resto de la mezcla, tapamos y dejamos reposar en el frigorífico durante 24 horas.

Entonces sacamos la panceta, la lavamos bien del marinado bajo el chorro de agua fría y la ponemos en una olla rápida con agua fría y las hojas de laurel, veremos que al comenzar la cocción sale espumilla, la retiramos bien y añadimos los granos de pimienta variados. Cerramos la olla y cuando comience a silbar, la dejamos cocer a fuego medio bajo, durante 45 minutos.


Pasado ese tiempo dejamos descomprimir bien la olla, sacamos la panceta y la dejamos enfriar a temperatura ambiente. Entonces podemos untarla con aceite y pimentón, cosa que hago a veces, pero no en esta ocasión. A continuación la envolvemos en film transparente y la metemos en el frigorífico al menos 6 horas. 

Una vez bien fría procedemos a cortarla a nuestro gusto, la acompañamos de pan con tomate y una buena ensalada. o bien como dije antes para platos de legumbres o verduras y ya la tenemos lista para disfrutar!!!


Se conserva en perfectas condiciones envasada al vacío y en el frigorífico durante 15 días, también podemos cortarla en trozos o lonchas, las envolverlos individualmente en papel film y congelamos, así la tendremos siempre lista para utilizar.

Espero que os guste!!!
Bon profit..!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog de recetas tradicionales y caseras, actuales, del día a día y festivas. Ninguna de mis recetas pueden ser copiadas, ni indexadas, en otro blog o página web. Gracias por vuestras visitas, si tenéis alguna duda, me podéis encontrar en https://www.facebook.com/CuinaAmbLaMestressa.
Besitos!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

Google+Seguidores